La Sábana Santa: la parte trasera de la cabeza

El Evangelio de Marcos nos dice que los soldados romanos trenzaron una corona de espinas y se la ciñeron a Jesús. Esta misma información nos la proporciona también Mateo.

  En la  la Sábana de Turín aparecen manchas de sangre ocasionada por la colocación de la corona de espinas. En la imagen se aprecia los efectos de la corona sobre la parte trasera de la cabeza, ello tanto en la imagen en positivo como en la foto en negativo.

CONTINUAR